• Afiliados
  • Recomendados
  • Últimos Temas
Afiliados

11/20

Recomendados


Últimos Temas

Últimos temas
» The Las Song of Westeros
por VivianneWood Jue Feb 04, 2016 6:23 am

» Dancing With The Devil
por Devil May Cry Lun Sep 14, 2015 8:58 am

» Eldarya RPG
por Cissney Jue Jul 30, 2015 4:15 am

» Harry Potter
por Regina Mills Jue Jul 16, 2015 2:23 pm

» The enchanted Forest
por Regina Mills Jue Jul 16, 2015 2:19 pm

» Nimlet - Foro de rol medieval-fantástico
por Abrabra Jue Jul 09, 2015 9:29 pm

» Selección De Grupo
por Roleplay Monster Mar Jul 07, 2015 5:25 am

» Ganadores Junio/Julio
por Roleplay Monster Vie Jul 03, 2015 3:20 am

» All Your Stories || Fics de libros
por Devil May Cry Mar Jun 09, 2015 12:42 pm

» Princeton University
por Vanish Sáb Mayo 30, 2015 7:52 pm


Búsqueda para... {Tyler Lockwood}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Búsqueda para... {Tyler Lockwood}

Mensaje por TheBlackRose el Jue Abr 12, 2012 8:26 pm

Nombre del foro en cuestión al que se destinara dicho personaje: The Beauty & The Tragedy

Direccion: {http://thebeautythetragedy.foroactivo.com}

Trama & Argumentos:
Trama:
{La vida, oh, la vida. Cada uno de nosotros detesta aquella que le ha tocado y, sin embargo, nos aferramos a ella con uñas y dientes. Pero al final... al final todo se reduce a un cuento. ¿No es verdad? Una historia grabada a fuego en los pilares de un destino que ninguno de nosotros ha elegido. La mía llegó plagada de muerte. De dolor.
De sangre, y venganza. Pero también de amor.
No obstante, para contaros mi historia... debo contar la de ellos.


¿Su nombre? Tatia Petrova. Una muchacha cuya belleza logró poner en duda el amor fraternal y el respeto existente entre dos de los siete hermanos de una familia extranjera que, desde hacía meses, se había instalado junto a un pueblo de vecinos peculiares. El pueblo al que nuestra muchacha pertenecía. ¿Su peculiaridad? Cada luna llena, buena parte de los miembros de la comunidad tomaba la forma de un imponente lobo, un licántropo destinado a sufrir la maldición de la luna durante el resto de sus días. Sus aullidos ahuyentaban a los enemigos; terrible final sufría aquel desgraciado que se atreviera a toparse en su camino. Sin embargo, nuestra familia extranjera logró convivir junto al pueblo de canes, sin más disturbios que el de la disputa de nuestros hermanos. El mayor, Elijah. El menor, Niklaus. Ambos parecían desesperadamente enamorados de la joven, incluso a pesar de que esta ya hubiera dado a luz a un bebé junto a otro hombre.

La disputa coincidiría con el repentino fallecimiento de Henrik, el hijo menor. Movidos por la curiosidad, Henrik y Niklaus abandonaron su hogar durante el plenilunio, cuando los lobos del pueblo vecino entraban en fase. Curiosidad, sí. Una curiosidad fatal que le costaría la vida al más frágil y vulnerable de los dos hermanos. Aquel fue el acontecimiento que haría estallar una mecha que, desde hacía tiempo, aquella familia ya había prendido. Mikael, patriarca de la familia, motivó a su mujer, Esther, para que se tomaran la venganza.

Así pues, Esther vertió la sangre de la muchacha que habría de convertirse en la mecha: Tatia Petrova. Mediante su sangre y la magia, transformó a su familia en criaturas que pudieran rivalizar con los lobos, ahora sus enemigos. Se convirtieron en seres increíblemente fuertes y rápidos, a cambio de obtener nuevas debilidades, como la luz del sol, el no poder entrar a un hogar sin ser invitados, y la sangre. El más grande y mayor de los castigos... a cambio de la inmortalidad.

Con el primer asesinato de Niklaus, Mikael comprobó, consternado, que su hijo podía también adoptar la forma de un licano. Un licano... ¿como sus enemigos? Y entonces, el engaño de Esther quedó al descubierto, y Niklaus fue reconocido como bastardo. Nuestra familia parecía propensa al conflicto.

No obstante, el verdadero problema llegaría cuando Niklaus comprobara, anonadado, que ya no podía transformarse en licántropo. Su condición de híbrido, su mayor diferencia con sus hermanos y su única compensación como bastardo, había desaparecido. Esther, la bruja original, comprendiendo cuán peligroso podía suponer la existencia de un híbrido para la creación y el orden, elaboró un nuevo y complejo hechizo que dejaría ligado a Niklaus a la sangre que le transformó en vampiro: Tatia Petrova. No sabiendo qué más pudo con él -la represión de su lobo por parte de su propia madre, o que esta se valiera de la sangre de Petrova para transformarlos-, Klaus acabó cruelmente con la vida de su madre. Sintiéndose arrepentido en el acto, guardó su cadáver en un ataúd que, a partir de entonces, llevaría siempre consigo, ignorando que la magia de su madre se encargaría de proteger su cuerpo, a la espera de que llegara el momento idóneo para regresar y terminar con aquello que nunca debió ser empezado.

Klaus, el nuevo Klaus, un vampiro consumido por la ambición, no perdió la esperanza. Tatia tuvo descendencia antes de morir, y los hechizos siempre tienen un revés. Encontraría la manera de volver a ser un híbrido. Por lo pronto, se unió a Bekah y a Elijah y les escondió el asesinato de su madre, inculpando de este a Mikael. Ahora, el patriarca original iría a por ellos. Pero los tres hermanos le estarían esperando. Juntos, siempre y para siempre.

Habrían de pasar siglos cuando el primer giro de la magia de Esther se manifestara. Por obra del fortuito destino, Elijah y Klaus conocieron a Katerina Petrova, una muchacha idéntica a la Tatia que recordaban. Klaus pareció tenerlo bastante claro: su sangre le devolvería a su licántropo. No se permitió titubear, ni siquiera aunque esta fuera tan parecida físicamente a la mujer que antaño amó. No era Tatia: ser un vampiro era la mayor prueba de ello. Así pues, se hizo rápidamente con su mano, a la espera de encontrar el momento propicio para sacrificarla. Elijah, en cambio, no lo tuvo tan claro. Quizá no fuera Tatia y, sin embargo... le recordaba irremediablemente a ella. La añoraba, necesitaba escuchar su voz una última vez. La aparición de Katerina parecía un regalo caído del cielo. Pero ni siquiera sus sutiles súplicas fueron suficientes para hacer que su hermano cambiara de decisión: Katerina sería sacrificada, no habría vuelta atrás.

Pronto, nuestra primera doble demostraría ser mucho más diferente de Tatia de lo que aparentaba. Tras enterarse de los planes que Klaus tenía para con ella, huyó sin mirar atrás con la ayuda de un vampiro, Trevor, que también había caído en sus redes. Trevor resultaba ser gran amigo de otra vampiresa, Rose, quien temiendo la venganza de los originales, obligó a Katerina a beber de su sangre cuando esta trataba de suicidarse. Algo se encendió en la mente de la doble. No se lo pensó y, en un descuido, se suicidó. Con la sangre de Rose en sus venas, fue convertida en vampiresa. Y escapó sin más, sin preocuparse por la suerte que sus salvadores pudieran correr mientras ella siguiera viva. Una huida que habría de extenderse hasta los límites de su existencia. Klaus había sido burlado, y no saldría impune. En cuanto a Elijah, acabó por sentirme enormemente decepcionado de la vampiresa. Quizá Klaus tuviera razón: el amor es la más grande y mayor debilidad de un vampiro. El amor que sintió hacia Tatia le había separado de su hermano, y Katerina había estado a punto de lograrlo una segunda vez. Pero esta, egoísta y cruel, se había marchado, aun sabiendo que las consecuencias de sus actos acaecerían sobre inocentes.

Las constantes luchas de Katerina por despistar a los originales la condujeron al pueblo de Mystic Falls. Por aquel entonces, nos encontrábamos en el año 1864; Katerina decidió cambiar de identidad, como un símbolo: la vampiresa que había dejado su pasado atrás. Ahora haciéndose llamar Katherine Pierce, fue acogida por la familia Salvatore, cuyos dos hijos, Damon y Stefan, cayeron irremediablemente en las redes de la sensual muchacha. Todo parecía un juego: el amor que ambos hermanos le profesaban era el ingrediente perfecto para que esta pudiera alimentarse de ellos y, por qué no, conducirlos a su lecho. No obstante, Katherine se encontró una nueva piedra en el camino, y en esta ocasión nada tendría que ver con sus perseguidores. Los fundadores del pueblo de Mystic Falls conocían el secreto de los vampiros, y estaban preparados para enfrentarse a ellos. Giuseppe Salvatore, padre de los hermanos, comenzó a sospechar de la dama y, en efecto, dio en el clavo. Los fundadores tenían un plan para exterminar a los vampiros del pueblo. Todos y cada uno habrían de ser encerrados en la vieja iglesia, la cripta, donde perecerían. Katherine habría de ser enviada a la misma.

Pero los hermanos Salvatore tratarían de intervenir en el proceso. Locos de amor por la muchacha, trataron de evitar que fuera encerrada, más dos disparos certeros lograron detenerlos. Dos disparos que pudieron provocarles la muerte... y que, de alguna manera, así lo hicieron. Stefan y Damon, con la sangre de Katherine todavía en sus cuerpos, fueron transformados en vampiros. Condenados a una eternidad sin la muchacha a la que tanto amaban. Lo que ninguno de los dos sabría, es que Katherine lograría escapar... y se marcharía del pueblo, sin preocuparse por nada ni nadie más. De nuevo.

Los caminos de los hermanos Salvatore se bifurcaron. El carácter de Damon se ennegreció con el paso de los años, llegando a convertirse en un vampiro sarcástico y cruel, sin una pizca de humanidad. Stefan se inició siendo un verdadero destripador: apagó su humanidad por completo, consciente de cuán dolorosos podían ser los sentimientos en su situación. Por suerte, en su camino contó con Lexi, una vampiresa que le enseñaría otra opción en el camino de su vida como vampiro, pudiendo alimentarse de sangre animal, sin ser un monstruo.

Pleno año 2011. La nueva réplica ha salido a la luz: Elena Gilbert, una muchacha que, tras perder a sus padres en un accidente, vería cómo su vida se llenaba con un nuevo revés que lo cambiaría todo. Cuando quisiera darse cuenta, su amiga Bonnie sería una bruja. El muchacho del que se había enamorado, Stefan, un vampiro. Tyler Lockwood, un licántropo. Y, por si no fuera poco, se toparía con Katherine, el antiguo amor de Stefan y de su hermano mayor, Damon... una vampiresa idéntica a ella, y la conversora de su gran amiga, Caroline Forbes.

La situación se vuelve peliaguda por momentos. Después de que Elijah y Klaus hicieran su entrada en escena y de que la doble fuera sacrificada, Damon recibió un mordisco de licántropo, obra de Tyler Lockwood. Stefan, aun sabiendo los sentimientos que su hermano albergaba hacia Elena, acudió a la única persona que podía suministrarle una cura para él: Klaus. A cambio, se vio obligado a marchar a su lado, y a recuperar sus raíces como destripador.

Stefan terminó siendo objeto de la compulsión de Klaus: un auténtico monstruo, un vampiro sin humanidad. Aquello ya resultaba bastante difícil para Elena, quien se había acercado en demasía a Damon en los últimos meses. Lo que Elena siempre definió como mera atracción, comenzó a evolucionar hacia un sentimiento que temía analizar, y aún más aceptar. Situación complicada vivía también Caroline Forbes: después de finalizar su relación con Matt Donovan, formalizar la que tenía con Tyler llegó solo. Sin embargo, este fue convertido en híbrido, quedando ligado bajo sobrenatural fidelidad a Klaus, y obligando a Caroline a asumir que ya no podían fiarse de él.

Las tornas se volvieron en favor del grupo cuando Damon, Katherine y Jeremy, ayudados por Anna en su forma fantasmal, encontraron la tumba donde se encontraba momificado Mikael: el padre original, y el mayor enemigo de Klaus -probablemente, el único que podría acabar con él-. Juntos, organizaron un plan para acabar con él en su propia casa. Un plan que fracasaría estrepitosamente... ante la intervención de Stefan. Katherine, haciéndose pasar por Elena, fue alertada por el mismísimo Klaus, advirtiéndole de que, de tramar cualquier cosa contra él, de ocurrirle algo aquella noche, sus híbridos no se lo pensarían y acabarían con Damon. Katherine, a sabiendas de que Stefan todavía sí podía sentir algo -al menos por su hermano-, logró avisarle a tiempo y evitar que el grupo acabara con el híbrido, salvando así al mayor de los Salvatore.

Si bien Damon en principio se sintió francamente dolido por la traición de Stefan, su corazón volvería a dividirse entre lo que quiere y lo que es justo cuando descubriera que Stefan lo hizo para salvarlo. Este, aprovechando que ya no se encontraba bajo la compulsión de Klaus, se había hecho con los ataúdes de la familia original, dispuesto a vengarse. Un total de cuatro ataúdes donde habrían de encontrarse Elijah, los otros dos hermanos... pero, ¿y el cuarto? Sobraba un cuarto ataúd que, curiosamente, no se abría. Bonnie Bennett tuvo un sueño acerca de él, que parecía indicar que sólo lo que se encontrara dentro de aquel ataúd les ayudaría a acabar con Klaus... un sueño que implicaba a su madre, a la que no veía desde hacía años. Así pues, Bonnie marchó a encarar las cosas acompañada de Elena. Un encuentro fatal del que Klaus se valdría para chantajear a las brujas de la quema, y obtener sus ataúdes. Todos, menos uno que Damon logró poner a salvo a tiempo: el cuarto. Un ataúd que, quedando a buen recaudo, terminó siendo abierto por las dos brujas Bennett: Bonnie y Abbie.

¿Y quién se encontraba en su interior? La mismísima Esther, la bruja original que, tiempo atrás, fue asesinada por Klaus. ¿Viva? ¿Cómo era posible? Esta marchó rápidamente al hogar de Klaus, donde sus hermanos trataban de hacerse con la venganza después de haber sido traicionados por el híbrido. Esther parecía haber encontrado una razón para perdonar a su hijo tras todos estos años. Deseo que volvamos a ser una familia. Y la voluntad de Esther, se cumpliría.

Los hermanos Mikaelson se instalaron definitivamente en el hogar de Klaus, y trataron de volver a empezar. La situación se desenvolvía con naturalidad, a pesar de que una evidente tensión reinara en el ambiente. No obstante, nadie, ni siquiera el colérico Kol, parecía dispuesto a enfrentarse a su madre, regresada de la mismísima muerte.
En honor a su unión como familia, los Mikaelson organizaron una celebración por todo lo alto. En su invitación, Elena pudo leer en el reverso que Esther estaba interesada en conocerla. Damon, preocupado por su seguridad, le instó a no acudir. Pero así es la muchacha Gilbert: incapaz de darle la espalda al destino.
Sorprendentemente, Esther no tenía malas intenciones contra ella. A pesar de amar a su familia con todo su corazón, todos y cada uno de ellos eran aberraciones; debía acabar con ellos. Por ello, requería de la sangre Petrova una vez más: sangre que les convirtió en vampiros, y que mediante un complejo hechizo uniría sus vidas irremediablemente. Una sóla gota disuelta discretamente en sus copas de champange fue suficiente. Ahora, la muerte de uno de ellos ocasionaría la de todos los demás.

Tras el final de la fiesta, Elena marchó a su hogar, consternada. Que Stefan dejara inconsciente a Damon bajo su petición para que esta pudiera entrevistarse con Esther, ocasionó la inevitable discusión. Una discusión, una frase hiriente. Quizá sea ese el problema. El problema sea que Damon esté demasiado enamorado de ella. Se arrepintió inmediatamente de decirle aquello, pero él, orgulloso, no quiso oír más. Dolida y sola entre las cuatro paredes de su habitación, marchó al único lugar donde creía poder encontrarle a esas horas: el Mystic Grill.

Se habría arrastrado de ser necesario para lograr su perdón. Podría rebajarse, por él. Porque era Damon. Porque lo necesitaba a su lado. Y porque, una vez más, ella había vuelto a hacerle daño. El mayor de los Salvatore no se mostró especialmente comunicativo. Estaba harto de ser el otro, el segundo plato. Porque, no nos engañemos. Siempre ha sido Stefan... ¿cierto? Sin embargo, un sólo gesto serviría para desarmarlo. Gilbert, haciendo más uso del corazón que de la razón, depositó un suave beso en sus labios. Un beso que más tarde trataría de justificar, sin embargo. Elena siente cada vez más miedo de asumir qué siente exactamente por ambos hermanos Salvatore, y de aceptar que aquello que sienta por Damon termine siendo irrefrenable, hasta el punto en el que siempre se vea obligada a evitar el tema, consciente de que puede no estar preparada para enfrentarse a ello. Porque no: todavía no ha olvidado a Stefan. Y ya no sabe hacia qué dirección debe avanzar.

La situación parece en calma... Pero no es más que la calma que precede a la tempestad. Dos nuevas visitantes han llegado a Mystic Falls y se esconden entre las sombras, a la espera. Dos muchachas... exactamente iguales.

Trasladémonos a Europa, más concretamente a París, Francia. Katherine creía que Klaus ya le había perdido la pista; o podía ser que, simplemente, no estuviera interesado en salir en su búsqueda por el momento. En cualquier caso, podía permitirse el lujo de respirar con tranquilidad un instante... no; demasiado. Dieron con ella. Pero no se trataba de Klaus. Una muchacha idéntica a ella logró reducirla; a juzgar por su fuerza, era vampiresa, y bastante más mayor que ella. ¿Elena? Evidentemente, no.

Por lo visto, la historia no concluyó tal y como pensábamos. Tatia Petrova no fue asesinada por Esther. La bruja original no era un monstruo; no podía pagarla con una inocente, incluso aunque hubiera logrado sembrar la disputa entre Elijah y Niklaus. Así pues, no la desangró. La dejó marchar, con la condición de que desapareciera de la vida de sus hijos... para siempre. Ellos no habrían de saber de ella nunca más: de lo contrario, pagaría con su vida. Tatia no temía a Esther, pero comprendió las razones que la condujeron a hacer lo que hizo. Por ello, marchó. Curiosamente, tras dos meses de viaje, se toparía con una de las bestias que, en cualquier infortuito descuido, la familia original hubiera creado. Un vampiro más que dispuesto a alimentarse de ella se dejó cautivar por su encanto, y optó por convertirla.

Cumpliendo con su promesa, Tatia lo tuvo más sencillo para mantenerse lo más alejada posible de los Mikaelson. Sin embargo, siempre añoró a ambos hermanos, especialmente a Klaus, en quien confiaba estar verdaderamente enamorada. Pero los años pasaron, y Tatia se mantuvo firme en su trato con la bruja original. A sus oídos llegarían noticias de la barbarie de Klaus, y del monstruo en el que este se habría convertido: cómo mató a sangre fría a su propia madre. Así pues, continuó con su vida, lejos de los originales, ahora temiendo a una nueva figura: Klaus. Aquel al que siempre había amado. ¿Qué clase de represalias tomaría contra ella de descubrir que, durante todo este tiempo, había seguido viva? Con el corazón en un puño, permaneció en las sombras, a medida que un sentimiento de responsabilidad crecía en su alma. Quizá su existencia pudiera ser útil para acabar con él. Porque Klaus ya no era su Klaus. Era un monstruo.

Entendiendo de una vez por todas que aquel era el momento propicio, alentó a Katherine para regresar a Mystic Falls. Como cabía esperar, esta se negó en rotundo, sabiendo que en el pueblo duraría viva menos de lo que se tarda en decir "He vuelto". Sin embargo, Tatia no la dejó otra opción. Haciendo uso de la fuerza, la obligó a marchar con ella a Mystic Falls. Ignorando que Esther está viva, así como el conjuro que vincula a los hermanos, pretende contactar con Elijah: su antiguo mejor amigo, aquel de quien se sabía amada, pero a quien jamás pudo llegar a corresponder como se merecía En él espera encontrar el apoyo que necesita para tramar un plan que pueda acabar con el híbrido por fin y para siempre.

Lo cierto es que la situación de los Mikaelson se encuentra realmente complicada. El filo hilo de tensión que los unía estalla en una hecatombe cuando Rebekah, Finn, Kol, Elijah y Klaus se enteran del trato que su madre ha realizado con Elena. Ya nadie puede fiarse de nadie, pero al mismo tiempo han de protegerse los unos a los otros. La muerte de uno les costará la vida a todos.

Y quizá la peor parte termine llevándosela el híbrido. Klaus Mikaelson ya se mostró interesado en Caroline tras la fiesta de reconciliación de los hermanos por un motivo que sólo él conoce. Y es que, más allá del físico, la personalidad de la rubia le recuerda a Tatia como ninguna otra dopplegänger lo ha logrado jamás. Sin embargo, y a pesar de que Caroline no puede evitar sentir algo de afecto hacia él, esta trata de mostrarse firme. Echa de menos a Tyler, quien ha decidido marcharse para completar el proceso de curación que inició con Bill Forbes; sabe que si ha de hacerlo, es por culpa del híbrido. No obstante, la vida de Klaus está a punto de dar un terrible y nuevo vuelco, aunque todavía no lo sabe. Tatia, su Tatia, no ha muerto. Se encuentra allí, en el pueblo. Y está dispuesta a matarlo.}

Que buscas: Pareja.
Método de rol: Abriendo temas.


Datos del personaje


Avatar: Michael Trevino

Nombre: Tyler Richard Lockwood
Edad del personaje: 18 años
Ocupación: Estudiante de Instituto
Grupo: Híbridos
Relación con tu personaje:
Ex pareja de Caroline Forbes, sigue enamorado de ella, aunque tuvo que alejarse por miedo a hacerle daño.
Historia del personaje:
Hijo de Richard y Carol Lockwood. Fue el primer híbrido con éxito creado por Klaus. Como tal, se ve obligado a obecerlo sin poder oponerse, aunque está tratando de resistirse. Acaba de regresar a Mystic Falls, ajeno a todo lo que ha sucedido en su ausencia. Regresó porque no pudo soportar más el distanciamiento con Caroline, más aún tras saber de la muerte de su padre.

Otros datos:
Sigue ligado a Klaus, aunque no tan fuertemente como antes. Prosigue con el plan de Bill, transformándose en lobo de vez en cuando con tal de llegar a librarse de dicho vínculo.

Requisitos

Prueba de rol por MP: Si, por MP... la prueba queda a completa creatividad del usuario, lo único que pido es que sea interpretando al personaje que busco y no a otro.
Nivel de rol: Medio o Alto.

TheBlackRose
avatar
Miembro Roleplayer
Mensajes :

12


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda para... {Tyler Lockwood}

Mensaje por TheBlackRose el Vie Abr 13, 2012 5:47 pm

La búsqueda continúa. Up!
TheBlackRose
avatar
Miembro Roleplayer
Mensajes :

12


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda para... {Tyler Lockwood}

Mensaje por TheBlackRose el Dom Abr 22, 2012 7:02 pm

Búsqueda Activa.
TheBlackRose
avatar
Miembro Roleplayer
Mensajes :

12


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda para... {Tyler Lockwood}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.